Arri. Un estándar para cinematografía digital.

Las cámaras Arri tienen una robustez, una colorimetría y un rango dinámico extraordinarios. Muchos directores de fotografía de las grandes producciones de cine eligen estas cámaras para sus rodajes. Son especialmente reconocidas por sus resultados en los tonos de la piel.

Arri ofrece dos tipos de cámaras: la serie Alexa, orientada a la cinematografía digital, y la Amira, para documentales de alta calidad o televisión.

La familia de cámaras Alexa está compuesta por un conjunto de modelos: Alexa 65, Alexa XT, Alexa XT plus, Alexa XT M, Alexa XT Studio y Alexa Mini. Las Alexa clásicas en realidad no llegan a 4K de resolución espacial, en el modo Open Gate alcanzan 3,4K. Para entrar en el mundo 4K hacen un interpolado en tiempo real en cámara (serie presentada recientemente como Alexa SXT). Es lo mismo que hace la Arri Amira[1]. Solo la nueva Alexa 65 supera ampliamente estos valores de resolución alcanzando los 6K con un sensor más grande.

 

Familia de cámaras Arri Alexa.

Familia de cámaras Arri Alexa. Fuente. Arri

 

Con las cámaras Arri queda patente que la resolución espacial 4K es solo uno de los factores que entran en juego para incrementar la calidad. Gran parte del cine digital que se ha producido hasta ahora no se ha grabado en 4K y los resultados que se han conseguido con las cámaras Arri son extraordinarios. Para alcanzar estos niveles de calidad fotográfica hay muchos factores que entran en juego que poco tienen que ver con el número de píxeles que componen la imagen.

Las cámaras Amira, por su soporte de hombro y su ergonomía, están pensadas para documentales y televisión. Amira solo graba con códecs de imagen procesada mientras que las Alexa pueden grabar en procesado (ProRes / DNxHD) o en raw sin compresión (ArriRaw).

El último modelo de Arri, la Alexa 65, es una evolución hacia el 6K con un nuevo sensor más grande, de 65 milímetros. Otros fabricantes, para llegar al 4K han mantenido el tamaño de sensor de Super 35 mm y aumentado la densidad de píxeles. Sin embargo, Arri ha optado por aumentar el tamaño y la resolución. Este cambio afecta también a la sensibilidad (porque al ser más grande es más sensible a la luz), a la forma en la que la imagen se genera y a la profundidad de campo (al ser más grande da menos profundidad de campo). Este nuevo sensor requiere también ópticas nuevas, específicas para 65 mm. Tanto Arri, a través de IB/E Optics, como Panavision y Hawk, han presentado unos nuevos juegos de objetivos de máxima calidad diseñados para este nuevo tamaño de sensor.

La Alexa 65 solo estará disponible en alquiler. Las Amira y el resto de las Alexa sí están disponibles para compra, es la misma estrategia comercial de las ópticas de Panavision. .

 

Cámara Arri Alexa 65.

Cámara Arri Alexa 65. Fuente: Arri

 

……………………………………………….

[1] Para conocer con mayor detalle el funcionamiento de este escalado de la resolución en las Arri Amira se puede consultar este artículo publicado en la página web de Red Shark.