Tarjetas de memoria y grabadores externos

Los sistemas de grabación tienen que ser capaces de soportar los flujos de transferencia del códec que se está utilizando. El módulo de grabación puede estar integrado en la cámara o ser un grabador independiente, externo a la cámara.

Todos los sistemas de grabación utilizan memoria de estado sólido, ya sean tarjetas o discos. Las diferencias entre unas tarjetas de memoria y otras son la capacidad y la tasa de transferencia, es decir, la cantidad de material que pueden grabar y la calidad de los códecs que se pueden usar.

Codex es el líder en sistemas de grabación raw y ha colaborado con los principales fabricantes de cámaras de gama alta (Arri Alexa, Panasonic Varicam, etc.).

En las cámaras profesionales se utilizan distintos tipos de tarjetas como las C-fast 2.0, SxS Pro, SRMemory, P2, etc.

 

Opciones de Arri Alexa para grabación interna: tarjetas codex, SxS y C-fast.

Opciones de Arri Alexa para grabación interna: tarjetas codex, SxS y C-fast. Fuente: StudioDaily.

 

Para el mercado masivo se suelen utilizar las tarjetas SD que no alcanzan la tasa de transferencia de un archivo 4K de alta calidad.

Algunos fabricantes de cámaras están ofreciendo la posibilidad de grabar internamente con dos códecs simultáneamente en dos tarjetas diferentes. El de alta calidad en una tarjeta de estado sólido y en una tarjeta SD unos proxys que sirven para visionado y montaje offline.

También es frecuente la utilización de grabadores externos. Se pueden utilizar para grabar el material de alta calidad del online o bien para grabar proxys de la edición offline, o para cualquier necesidad de grabación o reproducción tanto en rodaje como en postproducción. En rodaje, en ocasiones, se utilizan para monitorización, cuando permiten cargar una LUT para ver material logarítmico con un preajuste de color y contraste.

Para 4K están disponibles el Odyssey7Q+, de Convergent Design y los Shogun de Atomos. Ambos dan soporte a las distintas cámaras profesionales del mercado y tienen la opción de cargar varias LUT para monitorización o para la grabación.

 

Grabador externo Odyssey7Q+.

Grabador externo Odyssey7Q+. Fuente: Convergent desing

 

Atomos dispone del Shogun Inferno, Shogun Flame y Ninja Flame con funcionalidad HDR y procesamiento 10 bit. La pantalla HDR alcanza hasta 1.500 nits de brillo y 10 f-stops de rango dinámico.

Para más información sobre estos equipos se puede consultar en este enlace la noticia publicada en 709 MediaRoom.

 

Grabadores externos de Atomos Shogun Flame y Ninja Flame

Grabadores externos de Atomos Shogun Flame y Ninja Flame: Fuente: Atomos

Grabador externo de Atomos Shogun inferno.

Grabador externo de Atomos Shogun inferno. Fuente: Atomos

 

Con algunas cámaras profesionales se utiliza el grabador externo para grabar el códec de edición online, ya sea el material raw o un códec de imagen procesada. Algunos modelos de Arri, la Varicam 35 de Panasonic y la cámara de Canon C500 utilizan este flujo de trabajo. Internamente en la cámara se graba un códec más pequeño (proxy) que se utilizará para el montaje offline. Recientemente las cámaras Arri han integrado un grabador propio para el material raw.

Pero también se puede plantear la cuestión a la inversa: el grabador externo se utiliza para grabar el códec de offline mientras la cámara graba en el códec de mayor calidad; por ejemplo, las cámaras Red graban internamente el raw.

Con las cámaras DSLR se utiliza el grabador externo para un códec procesado de buena calidad, como puede ser ProRes, que servirá como material definitivo para el montaje online. La Sony Alfa 7S, con un grabador externo, permite grabar el material raw.

Otro uso del grabador externo es ‘lutear’ la señal, es decir, cargar una LUT que modifique el color y el contraste de la imagen. Si la cámara no ofrece la posibilidad de poner una LUT en las salidas SDI, la imagen puede llegar en logarítmico al grabador externo donde se le asigna una LUT. Esta señal corregida se puede utilizar para la monitorización en el set.

Se pueden utilizar también estos grabadores en postproducción para grabar una señal SDI en tiempo real. Se puede obtener, por ejemplo, una copia ProRes a partir de la salida SDI de I/O Box del ordenador. El inconveniente es que se pierde la precisión del código de tiempo, solo se graba la señal de vídeo, no los metadatos. Este procedimiento puede servir perfectamente para entrega a cliente de una copia en ProRes o DNxHR.