Resolución temporal. HFR

Los sistemas de edición de vídeo que se utilizan hoy en día ofrecen mucha flexibilidad a la hora de definir la frecuencia de fotogramas o frames por segundo (fps) de una secuencia o un proyecto. En cine, tradicionalmente se ha rodado a 24 fps, en la televisión europea a 25 fps y en Estados Unidos a 30 fps o a 29,97 fps. Las cámaras digitales pueden grabar con cualquiera de estos valores de frecuencia y los sistemas de postproducción ofrecen herramientas para hacer las conversiones que puedan ser necesarias.

Cuantos más fotogramas se tomen de una acción, más información se registrará sobre el movimiento que produce. Por ello, la frecuencia de fotogramas por segundo (frame rate) de una secuencia se denomina resolución temporal (temporal resolution).

 

Comparación gráfica entre 60 fotogramas y 24.

Resolución temporal. Fuente: Apple

 

El ajuste de la resolución temporal en la cámara también afectará a la definición de los bordes de los objetos en movimiento y al efecto de desenfoque de movimiento (motion blur). Un aumento en la frecuencia de captación implica un aumento de la velocidad de obturación en la cámara generando así imágenes más nítidas con un efecto de desenfoque de movimiento reducido.

 

imagen de tres molinillos fotografiados con distinta velocidad de obturación. La velocidad más lenta produce una imagen desenfocada.

Efecto de la variación de la velocidad de obturación sobre el desenfoque de movimiento. Fuente: Wikimedia.

 

Para Ultra HD y para cine digital se han especificado resoluciones temporales superiores que se conocen como High Frame Rate (HFR). Cuando se amplía el tamaño de representación, es decir, para pantallas de mayor tamaño, es conveniente también aumentar el número de fotogramas por segundo para obtener mayor nitidez y reproducir fielmente el movimiento. Las frecuencias de 48 fps o superiores se consideran HFR.

Estéticamente hay una diferencia notable: el desenfoque de movimiento que el espectador está acostumbrado a ver en el cine grabado a 24 fps, resulta artísticamente interesante. La frecuencia HDR produce, a veces, una sensación más fría y más real que puede no agradar a todo el mundo. Pero los gustos del público también evolucionan con la tecnología y la calidad de la representación se está imponiendo.

Cuando el movimiento se percibe con un efecto estroboscópico, con tirones o falta de suavidad, es debido a dos factores: la ausencia de desenfoque de movimiento y una resolución temporal insuficiente. Al contrario, las imágenes grabadas y reproducidas en HFR son más nítidas (por la ausencia de desenfoque de movimiento) y el movimiento es más suave.

La norma BT-2020 contempla, además de los 48 fps, frecuencias de 50 y 60 fps en exploración progresiva. Los proyectores de cine digital, siguiendo la norma DCI, también incluyen la posibilidad de proyectar en las salas de exhibición a 48 fps.

Los nuevos desarrollos para la televisión Ultra HD consideran valores de resolución temporal más altos aun. En las recomendaciones de DVB (Digital Video Broadcasting) y SMPTE (Society of Motion Picture & Television Engineers) está previsto alcanzar los 120 fps. Las cámaras de cine profesional, e incluso alguna de gama inferior, ya ofrecen también la posibilidad de aumentar la resolución temporal.

Las frecuencias más habituales en difusión son: 25 fps, 29,97 fps, 24 fps, 23,98 fps y 48 fps. En la siguiente tabla se detallan los contextos donde se usan:

 

  Frecuencias de fotogramas por segundo más habituales
25 fps Es la frecuencia que se usa en la televisión PAL, en Europa y en las regiones del mundo donde la electricidad es de 50 hz.
29,97 fps Es la frecuencia que se utiliza en la televisión en color NTSC, en Estados Unidos y en las demás regiones del mundo donde la frecuencia eléctrica es de 60 hz.
24 fps Es la frecuencia que se utiliza tradicionalmente en cine.
23,98 fps Es la frecuencia que se utiliza en el cine digital para facilitar las conversiones a la frecuencia 29,97 de la televisión en color NTSC.
48 fps Es un estándar de resolución temporal opcional en la exhibición de cine digital.