‘Hardware’ para la postproducción 4K

Como hemos visto en los apartados anteriores, en 4K hay una gran diversidad de formatos: imágenes raw, códecs de imagen procesada a distintos tamaños, con o sin compresión, de cine digital, de televisión, de consumo, etc. Cuando se dice que una máquina de postproducción mueve 4K, ¿a qué formato nos estamos refiriendo? Cualquier ordenador puede mover un fichero 4K en H.264 a 4:2:0, pero no todos pueden procesar el material grabado por una cámara de cine digital. Esta es la primera pregunta que hay que plantear para definir una configuración de postproducción 4K: ¿con qué tipo de material se va a trabajar?

Dependiendo de los códecs se optará por unas características o por otras; habrá que potenciar la parte del procesador o de la tarjeta gráfica; asegurarse de que los discos, las tarjetas y las conexiones sean capaces de soportar los flujos de transferencias que generan los archivos con los que se quiere trabajar y comprobar que la monitorización del 4K responde al espacio de color y la resolución que requiere el proyecto.

 

Componentes clave del hardware para postproducción 4K.

Componentes clave del hardware para postproducción 4K.

 

Los componentes críticos del hardware de postproducción 4K son: