Equipo informático ¿PC o Mac?

La postproducción en 4K se puede hacer con multitud de máquinas, tanto en Mac como en PC. Con un iMac 5K o con un Mac Pro (trashcan) se puede mover 4K con normalidad, especialmente con un Mac Pro con una configuración de gama alta (12 núcleos de procesador y dos tarjetas gráficas GPU). El problema de Mac es la ‘escalabilidad’. Si en el futuro aparecen nuevos códecs con otros requisitos de hardware, no se podrá escalar el equipo como con un PC, donde se puede cambiar la tarjeta gráfica o incluso el procesador. Ahora bien, si los códecs con los que se va a trabajar los soporta Mac, entonces no hay ningún problema.

 

MacPro

Mac Pro. Fuente: Apple

 

En cuanto al precio no hay tanta diferencia entre un PC de gama alta, que cumpla con los requisitos para 4K, y un Mac equivalente. La diferencia está fuera del equipo, por ejemplo, cuando hay que comprar un RAID (Redundant Array of Independient Disks) de discos duros externos conectados por Thunderbolt para el Mac. En un PC se pueden poner los discos dentro de la caja con un considerable ahorro económico. Si se necesitan 20 TB de discos duros la diferencia es muy relevante aunque no es tanto una cuestión de dinero como de ‘escalabilidad’. Actualmente los PC aportan mucha más flexibilidad pero realmente no se sabe cómo va a evolucionar la tecnología.

 

Estación de trabajo HP preparada para postproducción

Estación de trabajo HP preparada para postproducción. Fuente: HP

 

Una ventaja de Mac es que los desarrolladores de software tienen más facilidad para optimizar los programas para esta plataforma. En el mundo PC hay una gran oferta de procesadores y tarjetas gráficas diferentes y, por lo tanto, el esfuerzo para optimizar el software a las distintas configuraciones es mucho más alto. Esto explica la ventaja competitiva tradicional de Apple: las cosas funcionan bien antes y son más estables.

 

iMac con pantalla retina 5K.

iMac con pantalla retina 5K. Fuente: Apple

 

A la hora de tomar una decisión sobre una plataforma PC o Mac, otro factor a considerar es el  programa de edición/postproducción con el que se va a trabajar y los códecs del material. Veamos algunos ejemplos que pueden influir en un sentido o en otro:

  • Final Cut Pro es un software de Apple que no tienen versión para PC. Además, no soporta todavía muchos de los códecs de 4K.
  • Los códecs ProRes vienen por defecto instalados en los Mac. Para codificarlos en un PC hay que pagar una licencia a Apple (solo para hacer la exportación, no para leerlos). Los códecs de Avid DNxHR, sin embargo, se pueden instalar libremente en cualquiera de las dos plataformas.