Procesadores y tarjetas gráficas GPU

Generalizando un poco, pero en base a las pruebas realizadas, se puede decir que lo mínimo que se necesita para poder mover los códecs profesionales 4K son procesadores de 12 núcleos (compute cores). A partir de unos 24 núcleos, el códec más difícil (el raw a 6K de las cámaras Red) se reproduce en tiempo real sin problemas.

 

Procesador Intel Xeon

Procesador Intel Xeon. Fuente: Azken

 

Los códecs de Red utilizan toda la potencia de los procesadores. Lo hemos comprobado mirando las pantallas de rendimiento y uso de la CPU al reproducir material raw de Red: los indicadores de uso de los distintos núcleos del procesador se activan inmediatamente. Sin embargo, haciendo la misma prueba con material raw de una cámara de Sony, los ventiladores de las tarjetas gráficas GPU (Graphic Processing Unit) empiezan a sonar y las pantallas de los núcleos de los procesadores apenas quedan afectadas. Por lo tanto, para trabajar con Red será necesario potenciar el procesador y con Sony, las tarjetas gráficas GPU.

 

Indicadores de uso de la CPU en Windows reproduciendo un códec Raw de Red.

Indicadores de uso de la CPU en Windows reproduciendo un códec Raw de Red.

 

Para las tarjetas gráficas GPU hay que verificar si el programa que se va a utilizar es multiGPU o no. Con DaVinci Resolve, en la versión completa, se pueden utilizar varias tarjetas GPU, pero la mayoría de los programas (Avid, Premiere) solo ven una. En estos casos será necesario tener la tarjeta más potente que se pueda. Para trabajar con Quantel o con DaVinci, que pueden utilizar varias tarjetas, será más interesante tener varias GPU de un coste unitario inferior.

 

Instalación con tres tarjetas GPU NVIDIA GeForce GTX Titan

Instalación con tres tarjetas GPU NVIDIA GeForce GTX Titan. Fuente: Guru3D

 

Dada la creciente mejora de las tarjetas gráficas a costes relativamente bajos, la tendencia en el desarrollo de aplicaciones de postproducción es incorporar la capacidad muti-GPU.

El problema viene cuando se utilizan varios programas en el mismo equipo. Si por ejemplo se usa DaVinci pero también Avid o Premiere, será imprescindible tener por lo menos una tarjeta muy potente: la principal, que funcionará con todos los programas.

Hay algunos equipos están configurados con una tarjeta gráfica pequeña que actúa como tarjeta principal y varias GPU’s más potentes para acelerar los procesos. Con DaVinci esta configuración funcionará muy bien. Pero para los programas que solo ven una tarjeta no sirve, ya que el software solo verá la tarjeta pequeña.

En general, lo más estable es tener todas las tarjetas iguales y no hacer mezcla de modelos de tarjeta GPU. Conviene elegir el modelo más potente que se pueda para que los programas que solo vean una tarjeta, vean una buena.

Para 4K están las tarjetas GPU de NVIDIA y de ADM. Las que más se están utilizando hoy en día son la NVIDIA, a pesar de que ADM tiene tarjetas muy buenas. Pero la tendencia es NVIDIA.

 

Tarjeta GPU NVIDIA Quadro K4200; Tarjeta GPU NVIDIA GeForce GTX 1080; Tarjeta AMD FirePro™ W9100 Professional Graphics.

Tarjeta GPU NVIDIA Quadro K4200; Tarjeta GPU NVIDIA GeForce GTX 1080; Tarjeta AMD FirePro™ W9100 Professional Graphics.

 

En la siguiente tabla están los enlaces a las páginas comerciales de estas tarjetas:

 

  Tarjetas gráficas GPU (Graphic Processing Unit)
NVIDIA Nvidia GeForce  
Nvidia Quadro
ATI Radeon AMD FirePro™ W9100

 

Hemos realizado una prueba con DaVinci y las tarjetas NVIDIA Quadro K4200Q y GTX 980, instalando la Quadro como principal y la 980 de procesamiento. El resultado, sorprendentemente, es que tenemos menos rendimiento que utilizando solo la 980, parece que una penaliza a la otra, pero poniendo las dos iguales funciona mucho mejor.

Una cuestión importante cuando se hacen pruebas es la monitorización. Si se hacen las pruebas con material 4K pero monitorizando en HD, muchos equipos son capaces de reproducir a 25 fps, pero cuando se saca la señal en 4K, la frecuencia de reproducción baja a 6-8 fps.

Las pruebas para obtener estas conclusiones se han realizado con DaVinci Resolve y han sido posibles gracias a la colaboración de las empresas Azken Muga, Tangram Solutions, Zona IV Producciones y WhyOnSet.