Tarjetas de captura y reproducción: ‘I/O boxes

Una I/O Box (input/output Box) o tarjeta de captura y reproducción, es un elemento de hardware con conexiones para entrada y salida de vídeo y audio con calidad profesional. Para vídeo, las entradas y salidas más fiables son las SDI (Serial Digital Interface).

Puede ser una tarjeta interna o un dispositivo externo. Los ordenadores no vienen con salidas de vídeo SDI porque en el mundo de la informática no se necesitan, pero para trabajar con vídeo profesional es necesario incorporar una tarjeta de este tipo.

 

Tarjetas Epoch 4k Neutron de bluefish 4:4:4 y DeckLink 4K Extreme 12G de Blackmagic.

Tarjetas Epoch 4k Neutron de bluefish 4:4:4 (a la izquierda) y DeckLink 4K Extreme 12G de Blackmagic (a la derecha). Fuente: Bluefish 444 y Blackmagic

 

Para 4K, las tarjetas más utilizadas son las de AJA, las de Bluefish y las de Blackmagic. Las tres son compatibles con la mayoría de los programas profesionales de postproducción de vídeo y corrección de color.

 

Tarjeta AJA para 4K Thunderbolt.

Tarjeta AJA para 4K Thunderbolt. Fuente: Aja

 

En la siguiente tabla están los vínculos a las páginas comerciales de estos fabricantes de tarjetas de captura y reproducción con capacidad para gestionar una salida de monitor 4K.

 

  Tarjetas de captura y reproducción
AJA AJA 4K I/O for Thunderbolt™ 2
Bluefish Bluefish 444
Blackmagic DeckLink

 

En un sistema de postproducción o corrección de color tenemos que diferenciar las salidas de la tarjeta gráfica (que proporcionan la señal para los monitores de la interfaz de usuario) de la salida de vídeo de la I/O Box, en la cual vemos la calidad final de nuestro trabajo, es decir, la salida de vídeo que enviamos al ‘monitor de cliente’.

 

Conexionado de los monitores de la interfaz de usuario y el monitor de cliente.

Conexionado de los monitores de la interfaz de usuario y el monitor de cliente.

 

En el monitor de cliente se ve la imagen con toda su resolución y es el monitor de referencia que está calibrado. Se conecta a la I/O Box que proporciona una salida de vídeo a pantalla completa y muestra el resultado final tal y como lo verá el espectador.

En las I/O Box hay que tener en cuenta tres cuestiones:

  • Tamaño de fotograma (resolución espacial)
  • Frecuencia (resolución temporal)
  • Tipo de conexionado
  • Muestreo y profundidad de color

En cuanto al tamaño del fotograma tenemos que comprobar si la salida de la I/O Box nos ofrece el 4K de DCI o el de la televisión Ultra HD. Hay muchos conectores como el HDMI que solo llegan al 4K de Ultra HD (3.840 x 2.160). Con lo cual no se podrá monitorizar 4K DCI (4.096 x 2.160).

Otro aspecto fundamental es el número de fotogramas por segundo que puedan reproducir. En 4K se trabaja con resoluciones temporales superiores, como por ejemplo 48 fps, 50 fps o 60 fps. Estas velocidades no las soportan todas las tarjetas ni todos los sistemas de conexionado. Por ejemplo, una tarjeta puede tener una salida por SDI que llegue a 4K DCI hasta 25 fps, pero no podrá mostrar un material a 50 o 60 fps.

En relación con el conexionado, estas tarjetas ofrecen salidas SDI, DVI, HDMI, Display Port o Thunderbolt. Cada una de estas conexiones tendrá unas características y unos límites de tasa de transferencia que habrá que analizar detenidamente. En el apartado de conexionado se encuentran las tablas que detallan la capacidad de cada conector.

Para configurar un sistema de postproducción preparado para 4K es muy importante asegurarse de que el conexionado de salida de la I/O Box y el de la entrada del monitor utilizan la misma norma y son plenamente compatibles. También es necesario verificar la profundidad de color (8, 10, 12 bits), el tipo de señal (RGB o componentes YUV/ Y, Pb, Pr) y si se emplea el submuestreo de color (4:4:4; 4:2:2; 4:2:0).

 

Sala de postproducción en 4K con un monitor de cliente 4K.

Sala de postproducción en 4K con un monitor de cliente 4K. Fuente: Nonlinearpost.

 

Sala de postproducción con proyector 4K para corrección de color para cine digital.

Sala de postproducción con proyector 4K para corrección de color para cine digital. Fuente: Zona IV.