Sistemas de almacenamiento. RAID y discos SSD

Con el volumen de datos que se maneja en postproducción, la velocidad de los discos duros del sistema es un factor fundamental, tanto para soportar el flujo de transferencia que genera la simple reproducción de un archivo 4K como para los procesos de copiado y render. Hay dos tecnologías que se utilizan para alcanzar las velocidades necesarias: los discos duros configurados en RAID y los discos duros de estado sólido (SSD, Solid-State Drive).

Cuando se dispone de varios discos se pueden configurar para que el sistema operativo los vea como uno solo. Hay dos tipos de configuración:

  • Es una estructura de discos que optimiza la velocidad de transferencia y gestiona la grabación redundante, es decir, que hace copias de seguridad. La información se escribe en cualquiera de los discos que forman el RAID.
  • JBOD (Just a Bunch Of Disks). Es una configuración de varios discos que el sistema ve como uno solo. La información se escribirá primero en uno y después en el siguiente. La ventaja de JBOD es que si un disco falla no se pierden todos los datos, solo los del disco afectado. Pero no ofrece los beneficios de aumento de velocidad de la configuración RAID.

 

Sharkoon 8-Bay Raid Station USB3.0 - Caja Externa USB.

Sharkoon 8-Bay Raid Station USB3.0 – Caja Externa USB. Fuente: Sharkoon

 

Disco duro Seagate Barracuda - 2 TB (Serial ATA III, 3.5").

Disco duro Seagate Barracuda – 2 TB (Serial ATA III, 3.5″). Fuente: Seagate

 

En una estructura de RAID hay muchas ventajas, pero la fundamental es el incremento de la tasa de transferencia. Para explicarlo rápidamente, aunque no es completamente exacto, la tasa de transferencia se multiplica por el número de discos que están conectados. Por ejemplo, si un disco conectado de forma independiente soporta un flujo de transferencia de 100 MB/s, con 8 discos conectados en una estructura de RAID 0 se alcanzarán 800 MB/s de tasa de transferencia[1], por lo tanto, el aumento de velocidad es enorme. Los niveles de RAID (0, 1, 2, 3, etc.) aportan distintas configuraciones de las copias redundantes de la información para proporcionar mayor fiabilidad al sistema.

 

Configuraciones Raid para 4 y 6 discos con conexión thunderbolt.

Configuraciones Raid para 4 y 6 discos con conexión thunderbolt. Fuente: Pegasus.

 

Otra importante innovación que se ha implantado con fuerza es el disco de estado sólido (SSD). Los discos SSD son el presente y el futuro, puesto que multiplican la tasa de transferencia por siete o incluso por ocho en algunos casos. Por ejemplo, para mover códecs 4K raw comprimidos, generalizando, se necesitan unos 700 u 800 MB/s. Esto se puede conseguir con una estructura de RAID de 8 discos. Un RAID de 4 discos puede resultar pequeño, sin embargo, un solo disco de estado sólido de 700 MB/s de velocidad puede reproducir sin problemas este tipo de archivos. Aunque no todos los discos de estado sólido alcanzan estos valores, hay discos SSD más lentos, por ejemplo, limitados a 400 MB/s.

.

 

Discos duros de estado sólido SSD.

Discos duros de estado sólido SSD. Fuente: ScanDisk

 

Haciendo un RAID de discos de estado sólido se alcanzan velocidades espectaculares. El problema es el precio, ya que estos discos son muy caros y tienen menos capacidad que los discos duros convencionales. Para alcanzar una capacidad de 10 o 20 TeraBytes (TB) con discos SSD, el coste se dispara.

Los discos de estado sólido se utilizan mucho en los rodajes. Las tarjetas que utilizan las cámaras son en realidad este tipo de discos. Permiten a las cámaras la tasa de transferencia que necesitan. Una cámara no necesita mucha capacidad de almacenamiento porque puede ir cambiando las tarjetas cuando se llenan. Además, los discos SSD son más estables que los discos duros convencionales porque no tienen componentes móviles, no se calientan y por lo tanto son ideales para rodaje. En postproducción es más habitual utilizar configuraciones de discos en RAID.

 

Tarjetas de memoria CFast 2.0 que se pueden utilizar con la Alexa.

Tarjetas de memoria CFast 2.0 que se pueden utilizar con la Alexa. Fuente: Arri

 

…………………………………………………………………..

[1] En este ejemplo hemos utilizado la unidad de medida MegaByte por segundo (MB/s) que es 8 veces más que Megabit (Mbit/s) por segundo (1B=8b). En teoría cuando se habla de espacio de almacenamiento se utiliza los Bytes (B) y cuando se habla de tasa de transferencia se emplean los bits (b). Pero en la práctica se utilizan ambas unidades de medida indistintamente.