Procesos finales y corrección de color

Los programas de corrección de color y de procesos finales (finishing) son sistemas de edición online que trabajan con el códec nativo de cámara o el material raw para poder extraer los máximos niveles de calidad. Recibirán también para su integración final los materiales que se hayan generado en el departamento de efectos visuales y gráficos 3D. Si se utilizan códecs de intermediación se elegirán los más altos de los disponibles.

Por lo tanto, también se darán situaciones en las que no se pueda reproducir el material en tiempo real, precisamente por el gran tamaño de los formatos que se utilizan. En estos casos se utilizará la misma estrategia que en los sistemas de edición offline: se realizarán, cuando sea necesario, las transcodificaciones de referencia para ‘previos’ en una calidad inferior que permitan una reproducción fluida de la continuidad de las secuencias. La monitorización en calidad plena se hará con fragmentos cortos.

Para conseguir mayor fluidez en el sistema es habitual trabajar en 4K, pero monitorizando en HD. La monitorización es uno de los cuellos de botella del 4K ya que los monitores profesionales 4K son todavía demasiado caros y los televisores 4K que venden para el mercado doméstico no son fiables. Es preferible un buen monitor profesional HD bien calibrado que un televisor o monitor de ordenador 4K.

DaVinci Resolve, de Blackmagic, es uno de los programas para corrección de color más utilizados. Están centrando sus esfuerzos en mejorar las herramientas de edición para acercarse al modelo de los programas de procesos finales (finishing), a pesar de que su posicionamiento inicial es la corrección de color y la masterización. También se utiliza cada vez más para la corrección de color en el set de grabación ya que soporta prácticamente todos los códecs de cámara. Uno de los motivos de su fuerte implantación es que ofrecen una versión gratuita, la versión Lite, que tiene casi todas las funcionalidades de la versión de pago.

Lamentablemente Blackmagic está desarrollando poco las herramientas de color de DaVinci Resolve. Otros programas como Mistika, de SGO, o Baselight, de Filmlight, son más potentes en la gestión del color que DaVinci Resolve y están más avanzados para trabajar en el espacio de color ACES.

 

Estación de trabajo DaVinci Resolve.

Estación de trabajo DaVinci Resolve. Fuente: Blackmagic

 

SGO es una empresa española que ha conseguido posicionarse en el mercado mundial con Mistika. La lista de grandes producciones de Hollywood que han utilizado este sistema es impresionante. Uno de sus puntos fuertes, que ha ayudado a su implantación, es ser la mejor herramienta del mundo para postproducción en 3D estereoscópico. Esta ventaja competitiva ha hecho que muchas producciones muy importantes hayan elegido Mistika como programa de edición online, corrección de color y masterización.

 

Sistema de Postproducción Mistika.

Sistema de Postproducción Mistika. Fuente: SGO.

 

Baselight, por su parte, es una de las mejores herramientas de corrección de color/etalonaje, con un elegante y complejo sistema de gestión de color. Cuenta con estación independiente de distintos niveles y plugins para Avid, Final Cut Pro y Nuke.

 

Consola para corrección de color con Baselight.

Consola para corrección de color con Baselight. Fuente: Filmlight

 

Sistema Baselight de corrección de color de cine en 4K en Forestt Studios, Beijing.

Sistema Baselight de corrección de color de cine en 4K en Forestt Studios, Beijing. Fuente: Filmlight

 

Quantel Rio, de SAM, soporta 4K a 60p y se utiliza tanto para color como para integración final y masterización. Quantel es una marca excelente con mucha tradición en tecnología de vanguardia, pero los precios de sus equipos son muy elevados y su implantación en el mercado, por lo menos en España, es muy baja.

 

El colorista Ian Vertovec con un trabajando con una sistema Pablo Rio de Quantel.

El colorista Ian Vertovec con un trabajando con una sistema Quantel Rio. Fuente: Light Iron

 

Para la masterización de cine y la producción de copias de distribución, la herramienta más implantada es Clipster, de Rohde & Schwarz, un equipo muy potente y rápido en los procesos de transcodificación, que incorpora funcionalidades de edición, composición y corrección de color.

 

Sistema de masterización Clipster.

Sistema de masterización Clipster. Fuente: Rohde&Schwarz